Soy brusca, sarcástica y muy mucho directa; no soy escritora y me voy a saltar todas las directrices gramaticales

Esta cubana ceramista

PD: Advertirles que soy brusca, sarcástica y muy mucho directa; no soy escritora y me voy a saltar todas las directrices gramaticales.

Érase una vez… jajaja va a ser que no! Jerez, octubre de 2012; así mejor.

Mi hombre (el @sr_yanes) queria estudiar “arte” y yo llevaba 10 meses aterrizada en Andalucía, aburrida, sin oficio ni beneficio. Abro paréntesis, hubo bodorrio en Cuba en septiembre de 2011, fiestón, papeleo, familiares en estado de nervios y huida hacía la madre patria; cierro paréntesis.

La cerámica no era una opción, íbamos buscando un ciclo de bellas artes, pero era lo que quedaba y la Escuela de Arte y Oficios de Jerez de la Frontera, se convirtió en mi santuario. Hubo dolor y gloria, soy intensa nivel Almodóvar. Pasaron 6 años y 3 ciclos formativos; uno de ellos de Moda…pero eso es otra historia. A lo que voy, me formé en las especialidades de Decoración y Cerámica Artística y me enganché a todo ese mundillo. De todo lo que podía hacer, que era mucho, elegí la técnica de cuerda seca…y así queridos amiguitos, dí comienzo a mis propios juegos del hambre.

Nadie creyó en mi voluntad: yo sí. No me voy a victimizar, porque no es mi estilo e incluso, entiendo las reticencias de algunos por el hecho de considerarse la cuerda seca, un ejercicio de manualidades. No, no lo es! Es un técnica vibrante que ha vencido el paso del tiempo en manos de artesanos nobles y bizarros.

Sí, soy artesana!

He aprendido y crecido con ella, la he modificado a mi antojo y la pongo en valor cada día. Juego con los trazos, el color y las texturas. Quiero llenarlo todo con mi cuerda seca, quiero que sea bonito y sobre todo, quiero acabar este primer texto porque, en palabras de Don Ezequiel, “he agotado todas mis reservas de neurotransmisores”.

Ya le iré cogiendo el ritmo a esto de escribir y puede que hasta le coja el gusto.

No Comments

Post A Comment

Abrir chat